Los Dragos
( Noches)

Para que las relaciones crezcan y maduren, hay que poner mucho cuidado en alimentarlas y desarrollarlas

Por | 25 febrero, 2016 | 0 comentarios

Juan llevaba una noche difícil, no conseguía dormirse y por mucho que intentara engañarse a si mismo, cerrando los ojos y haciendo como que se dormía, las preocupaciones ganaban terreno en su mente.

La noche es tan sincera que a veces hasta confunde las palabras que están en tus pensamientos. La noche duerme contigo, siempre está allí apoyada a tu cuerpo.

Y mirando por fuera de la ventana, Juan podía ver como la luna se peleaba con las nubes para abrirse paso y dejarse ver. En fin, cada uno sueña lo que quiere, también con los ojos abiertos.

F1

Pero Juan recordó de repente la frase de un amigo que le dijo: A veces la vida es como cuando haces un puzzle. Llega un momento que ya no puedes encontrar ni una pieza más y esta es la señal inequivocable de que necesitas un descanso, y si eres lo suficientemente listo para tomarte este merecido descanso, cuando vuelves a la carga encuentras en seguida muchas piezas que coinciden con otras.

Así que Juan decidió, como se hace hoy en día, buscar en internet un lugar tranquilo, bonito, con calidad, renovado y a buen precio y finalmente reservó su estancia en Apartamento Dragos del Norte sorprendiendo a su mujer.

Cuando volvió a la cama, sus pensamientos habían cambiado completamente y en pocos segundos, ya dormía como un niño.

F2

Llegó el día en que viajó a Tenerife con su mujer y se alojaron en este encantador sitio. El viaje fue genial  y al llegar a la recepción, se encontraron con Axel y Jana, una pareja alemana. Ellos no hablaban Alemán, y la pareja alemana no hablaba Español, pero entre todos cruzaron este sentimiento de necesidad de relajarse y por la noche, cuando decidieron tomarse una copa, coincidieron con esta pareja alemana otra vez y al intercambiarse un sencillo saludo empezaron a charlar con manos y pies explicando lo bien que habían pasado el día.

Las risas y el buen humor se convirtieron en protagonistas y desde entonces, Juan, su mujer y esta pareja alemana siguen en contacto con mails, skype etc.

Han pasado cinco años, y el complejo de apartamentos Dragos del Norte se ha convertido en el punto de encuentro cada año de estas cuatro personas que a fecha de hoy, se han animado a aprender cada uno el idioma del otro, por lo menos para poder comunicar algo mejor que con manos y pies.

F3

Nosotros solo podemos decir que nos sentimos orgullosos de nuestro trabajo y afortunados de conocer a personas como Juan, su mujer, Axel y Jana y seguir demostrando que en hoteles Dragos, lo que importa es el cliente.

Categorías: blog

Deja un comentario

Su dirección de e-mail no será publicada. Los campos obligatorios se indican con*

*